BIENVENIDO

Gracias por visitar este blog. Aunque la página no se actualiza con tanta frecuencia como el dedicado a la II GM, todos los comentarios son revisados y contestados.

Actualmente hay 20 reseñas publicadas.

jueves, 27 de septiembre de 2007

Senderos de Gloria (Paths of Glory)

Senderos de Gloria (1957)
Frente Occidental, año 1916. El alto mando francés quiere conseguir a toda costa romper el frente alemán, para lo cual deciden lanzar una ofensiva en un sector fuertemente defendido dominado por una importante colina. El general Boulard encarga esta tarea al ambicioso y falto de escrúpulos general Mireau. Éste, a su vez, ordena al Batallón del Coronel Dax que encabece el ataque. Este se realiza, pero resulta un desastre debido a la fuerte resistencia alemana, que obliga a los soldados a retroceder a sus trinchera. Ante el fracaso de la ofensiva, Mireau, furioso por la derrota, decide castigar ejemplarmente a la unidad de Dax fusilando a tres soldados por cobardía, que serán elegidos al azar entre los participantes en el ataque.

Senderos de Gloria” está considerada, con toda justicia, una de las Obras Maestras del Séptimo Arte. Muy posiblemente, solo el genio de Stanley Kubrick tenia la capacidad de crear una película como esta, el mejor alegato antibelicista jamás filmado. Pocas veces una historia ha sido tan bien filmada y con tanta intención. En “Senderos de Gloria” (toda una ironía ya desde su título) no hay lugar para el heroísmo ni por supuesto para esa “gloria”. Los hombres son enviados al matadero por generales deshumanizados que solo buscan su beneficio personal. Frente a eso, los hombres justos (Dax) se ven impotentes para detener la maquinaria bélica, que devora vidas amigas y enemigas sin un rastro de humanidad ni de esperanza.

Más alla del portentoso guión, Kubrick deja patente su vigorosa dirección en plano visual con sus estudiados travellings, (sobresaliente la escena en la que Dax inspecciona a sus tropas agazapadas en las trincheras antes del ataque) y su portentoso dominio del uso de los distintos planos de la narración. Escenas como las de la mujer que canta en la cantina para los soldados o las del fusilamiento de los tres "culpables" prácticamente crean un nudo en la garganta.

Por supuesto, tanto la puesta en escena como las actuaciones de los personajes principales, especialmente Kira Douglas en uno de sus mejores papeles, son sobresalientes. En definitiva, una película en la que cada diálogo, cada plano y cada gesto interpretativo están encajados con una precisión de mecanismo suizo; y todo ello puesto al servicio de una historia que abruma por su realismo y tensión dramática. En resumen, “Senderos de Gloria” constituye una reflexión mayéstica sobre la verdadera naturaleza de la guerra con el sello genial e irrepetible de Kubrick. Una película que no solo llega al cerebro, sino también al alma. Absolutamente imprescindible.

8 comentarios:

Steiner dijo...

Kleist:

Cualquier elogio para este película es quedarse corto; es realmente magistral. El dramatismo que despide es tan intenso que de verdad se te hace un nudo en la garganta como bien dices.

Respecto al famoso traveling por la trinchera antes del ataque ha sido copiado en muchas películas posteriores; ahora mismo lo recuerdo en El batallón perdido (que comenté recientemente en mi blog) y en La trinchera, pero sale en muchas más.

A mí también me gustó mucho la fotografía en B/N que juega un papel fundamental en el realismo de la cinta.

Saludos

Von Kleist dijo...

Sí, sin duda las innovaciones estílísticas de Kubrick fueron fuente de inspiración (y no solo en el plano visual) para numerosas películas posteriores. En ese sentido "Senderos de Gloria" es la película antibelicista por excelencia, y para mi aun no ha sido hoy superada, aunque haya títulos notables como "Platoon", "Tiempo de amar, tiempo de morir" o "Gallipoli".

Rafael_futuro_presidente dijo...

Hermosa película. Por desgracia, las actuaciones de los tribunales militares siempre han ido por este camino.
Excelente película.
No hay muchas películas sobre la I guerra mundial, pero creo que la mejor de todas las que se han hecho y se harán es "Sin Novedad en el frente"

Von Kleist dijo...

Buenas Rafael

Gracias por el comentario. Sobre "Sin novedad en el frente" espero comentarla en un futuro en este blog, aunque de momento estoy centrado en el de la II GM.

Saludos

Santi dijo...

«Los senderos de gloria conducen al cementerio» dice Thomas Gray en un poema.

Kubrick dijo que no consideraba "Senderos de Gloria" un film anti-belicista sino (sic) una apología anti-ignorancia autoritaria. Esta obra maestra absoluta, la primera del gran visionario, es sin duda una de las mejores piezas bélicas de la historia del cine. Escenas como la final con la mujer cantando están rodadas con una sencillez y maestría asombrosas, además de la que comentas del fusilamiento con la música militar de tambores que auguran muerte inminente. Sin olvidarse de los innovadores travellings en las trincheras, quizá las escenas más míticas del film.

De esta película se podría estar hablando horas. Masterpiece y punto.

Un saludo.

Piru dijo...

Sin lugar a dudas, Senderos de Gloria es una de esas películas que se te quedan grabadas para siempre. Yo también creo que esto solo podía salir de la cabeza de Kubrick, al que tenemos que unir una buena historia de la 1º GM (aunque podría ser cualquier guerra) y la interpretación del genial Kirk Douglas (esta familia debe llevarlo en la sangre eso de actuar ante una cámara). Además, creo que uno de los grandes aciertos es el hecho de que el alegato antibelicista va implícito en la cinta, no nos aburre ni atosiga con consignas tópicas.

Un saludo Von Kleist!

Von Kleist dijo...

Buenas Piru

Realmente el mérito de Kubrick fue mostrar un relato antibélico sin fuegos de artificio ni discursos efectistas. Lo que aparece en pantalla no solo es perfectamente creible, sino que además, los personajes resultan absolutamente cercanos: el hombre honesto enfrentado a las maldades de la cadena de mando, el general trepa dispuesto a todo con tal de ganar prestigio; el politiqueo de las altas esferas...

La verdad es que Kubrick ofreció un relato cinematográfico muy completo en todos los sentidos.

Saludos

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

Encantado de que aprecies el blog, y espero leer tus comentarios sobre las reseñas.

Saludos