BIENVENIDO

Gracias por visitar este blog. Aunque la página no se actualiza con tanta frecuencia como el dedicado a la II GM, todos los comentarios son revisados y contestados.

Actualmente hay 20 reseñas publicadas.

viernes, 18 de febrero de 2011

El Barón Rojo (Der Rote Baron)

El Baron Rojo (2008)

Tras alistarse en la Fuerza Aerea alemana, Manfred Von Richthofen (Matthias Schweighöfer) derriba el avión del capitán Arthur Brown (Joseph Fiennes), y pronto comienza a hacerse un nombre como uno de los mejores pilotos de caza germanos, siendo rápidamente ascendido y condecorado por sus superiores, deseosos de encontrar héroes de guerra que suban la moral de la población. En principio, Richthofen entiende la guerra como un honesto deporte de caballeros donde el honor está por encima de todo, pero cuando cae gravemente herido en combate y se enamora de la enfermera Kate, comprenderá que está siendo utilizado como un mero objeto de propaganda por sus superiores.

El Barón Rojo ha sido una de las producciones más caras del reciente cine alemán, con un presupuesto cercano a los 18 millones de dólares, recaudados en gran parte gracias a las generosas aportaciones de donantes particulares, que permitieron al directo y guionista Nikolai Müllerschön llevar a la pantalla su ambiciosa adaptación cinematográfica de las hazañas bélicas del célebre Barón Rojo, coincidiendo con el 90º aniversario de su muerte.

En cuanto a la valoración del film, da la impresión de que, a la hora de elaborar el guión, el director no había tomado nota de los errores presentes en la anterior versión de Roger Corman. Se ve que Müllerschön, pese a contar con dicho precedente, no solo no ha corregido los aspectos menos logrados de la anterior, sino que en algunos casos, los ha agravado. Si la película de Corman se inventaba la rivalidad de Richthofen con el piloto Arthur Roy Brown, esta película va un paso más allá, sacándose de la manga que el alemán le salvó la vida a Brown, e incluso que se hicieron amigos tras caer ambos derribados en tierra de nadie. Pero no acaban ahí las licencias históricas que se toma el guión, ya que además de introducir una previsible subtrama romántica (tópica a más no poder), se presenta a Richthofen como un joven totalmente inmaduro e indisciplinado, un retrato muy alejado del perfil de oficial prusiano al que realmente respondía el personaje histórico. A todo esto hay que unirle el hecho que el ritmo de la narración en ningún momento llega a levantar el vuelo, y las dos horas de metraje del film se hacen un tanto largas. Además, de manera sorprendente, la película obvia mostrar el combate en el que murió Richthofen, limitándose a señalar en el epílogo que su derribo se le atribuye al capitán Brown, aunque este extremo no está confirmado históricamente.

Entre los aspectos positivos, cabe destacar por encima de todo la sobresaliente labor de recreación de los escenarios que aparecen en la película, siendo ese el aspecto donde más se nota el holgado presupuesto manejado por la producción. En cuanto a las escenas bélicas y de combates aéreos, son bastante buenas gracias al empleo de los efectos visuales generados por ordenador, aunque algunas maniobras de los aviones resultan demasiado acrobáticas, aunque sin llegar a los excesos de Flyboys. Finalmente, me gustó que apareciera en el film el personaje de Lothar Von Richthofen, hermano menor de Manfred, que llegó a ser otro as de la aviación alemana, si bien siempre estuvo eclipsado por la fama de su hermano mayor. En el apartado interpretativo, la actuación de Matthias Schweighöfer en el papel del Barón me pareció simplemente correcta, al igual que la del resto del reparto.

En definitiva, esta moderna revisión cinematográfica acerca de la figura del Barón Rojo decepciona en más de un aspecto. Da la impresión de que el director ha querido mostrar una versión bastante modernizada y rebelde del personaje para adaptarlo a los gustos del público actual, pero en el camino se deja muchos aspectos claramente mejorables. Un título que, pese a su abundancia de medios, se queda en agua de borrajas, y que no logra mejorar la anterior película de Roger Corman sobre Richthofen.

Calificación: 4/10

7 comentarios:

Conde de Salisbury dijo...

Querido Herr Kleist, esta no la he visto, aunque parece que tampoco es algo demasiado grave. Solo una pregunta ¿la película se centra exclusivamente en el periodo del servicio aéreo del barón o nos muestra algo de su vida antes de la guerra o de su tiempo como oficial de caballería del 1º de Ulanos en 1914, donde no se mostro muy hábil según se cuenta?

Von Kleist dijo...

Buenas Lord Conde

Pues sí, la verdad es que no te has perdido gran cosa. En cuanto al aspecto biográfico, sale una breve escena en la que Richthofen es niño, y directamente pasa a sus inicios como piloto de caza en la guerra. Parece que el tema de su servicio en la caballería no interesaba demasiado, pues no aparece ni en la película de Corman ni en esta. Personalmente opino que no habría estado mal incluir al menos una breve referencia a ese aspecto de la vida militar del Barón.

K.I.A. dijo...

La peli de Corman se abre con el Barón volando en solitario. Entonces se fija que en un campo hay un caballo. Richthoffen maniobra con su avión y desciende para poder acercarse con su aparato al caballo y sobrevolarlo. Se podría considerar como un guiño a su pasado en la caballería.

Von Kleist dijo...

Buenas KIA

Ahora que mencionas la secuencia de apertura de la película de Corman, es verdad que puede entenderse asi. Aunque yo personalmente lo entendí más como una especie de homenaje visual, intentando transmitirle al espectador la libertad que sentía el piloto volando en uno de esos aviones de la I GM, al igual que el caballo salvaje corre por la pradera. Quizás se trate de un poco de ambas cosas.

Saludos

sporados dijo...

Richtonfen destacó por derribar al as inglés Hawker, que fué lo que le hizo famoso.

Es interesante señalar que mucho antes, salvo la vida del conde de Sajonia-Coburgo-Gohta al derribar unos bombarderos (que tenían como misión derribar una fábrica en la que él se encontraba en ese momento) y eso le valió una medalla... que no era la más destacada del ejército alemán por ese entonces.

En ese momento de su vida llevaba 7 derribos y se lamentó según se cuenta de no recibir más que una condecoración menor. Justificaba su pesar con el argumento de que Immelman recibió la Pour le merite al lograr su séptimo derribo. Y es interesante que en la época en que Immelman era as los aviones eran sólo de reconocimiento y el primer piloto al que Immelman deribo ni siquiera llevaba ametralladora (los aviones empezaron a armarse por iniciativa personal de los pilotos para poder atacarse entre sí, no de los ejércios: algunos pilotos tenían que "sisar" rifles o pistolas por allí, hasta que al ver que era posible hacer derribos se les empezó a dotar de armamento regular) y en los tiempos en que Richtonfen hizo su séptimo derribo pues ya no había esperanza de conseguir una presa tan fácil, así que realmente no era más fácil derribar aviones en la época de Richontfen que en la de Immelman...pero como era más "novedad" pues a Immelman le dieron la Pour le merite a los 7 derribos mientras que a Richtonfen no. En realidad no se puede decir que lo conviertieron en as por iniciativa propagandística. Allí hay otra falla de la película.

A Boelcke le prohibieron volar durante mucho tiempo porque se le consideraba más valioso como instructor (no había nadie con más derribos que él en su tiempo) y a richtonfen nunca. A pesar de tener también más derribos que nadie.

En su época de jinete se mostro como un oficial valiente pero poco sagaz. Sus propios informes cuentan sin tapujos como los franceses lo sorprendieron "hermosamente" más de una vez. Y salvo el pellejo por pura suerte, porque no hubiera durado mucho como Ulano. De todos modos le dieron la Cruz de Hierro cuando estaba en la caballería, más por su valor que por su capacidad. El mismo lo comprendió y por eso se pasó para aviación. (Aunque dicen que fué en realidad sólo porque ODIABA el lodo de las trincheras) por lo demás en su primer vuelo estrello su propio avión al aterrizar y pasó una temporadita en el hospital después. Un curioso Debut.

Von Kleist dijo...

Buenas Sporados

Excelentes tus apuntes sobre la personalidad y la trayectoria militar de Richthofen. Por lo que he podido leer sobre él, parece desde luego un personaje que destacaba sobre todo por su arrojo y valor casi temerario más que por su inteligencia. Yo creo que fue precisamente su espíritu individualista y su desprecio a los riesgos lo que le posibilitó conseguir tantas victorias.

Aunque desde luego, dudo mucho que el personaje real, educado en la estricta tradición prusiana, fuera el "rebelde sin causa" que nos presentan en la película. Eso parece ya una concesión a la "modernidad" que el guionista se saca de la manga para acerca el personaje al público actual. Una pena porque, pese a existir dos títulos sobre el tema, aun no se ha hecho una buena película sobre el Barón Rojo.

Saludos

Anónimo dijo...

Vasta lla de pendejadas. El varon rogo fue un ass de la aviasion. No mamen weys y dejen de desir pendejadas sobre el mitico varon rogo.