BIENVENIDO

Gracias por visitar este blog. Aunque la página no se actualiza con tanta frecuencia como el dedicado a la II GM, todos los comentarios son revisados y contestados.

Actualmente hay 20 reseñas publicadas.

viernes, 4 de febrero de 2011

Leyendas de Pasión (Legends of the Fall)

Leyendas de Pasión (1994)

El coronel William Ludlow (Anthony Hopkins) tras ser abandonado por su esposa decide retirarse del ejército y trasladarse a vivir junto a sus tres hijos a un gran rancho de Montana, dispuesto a mantenerse alejado del mundo. Sin embargo, las tensiones con su rebelde hijo Tristan (Brad Pitt) y entre este y el sensato Alfred (Aidam Quinn), se verán acrecentadas cuando el hermano menor, Samuel, decide que su bella prometida Susannah (Julia Ormond) se traslade al rancho a vivir con la familia, surgiendo un incipiente romance entre ella y Tristan. Poco después, el estallido de la Primera Guerra Mundial hará que Samuel, en contra de los deseos de su padre, se aliste en el ejército canadiense para combatir en Francia, por lo que Tristan decide seguir sus pasos para proteger a su hermano menor en el frente.

Leyendas de Pasión supuso la adaptación cinematográfica de la novela de Jim HarrisonLegends of the Fall”, publicada en 1979 y cuya historia llamó la atención del director Edward Zick, quien no obstante, iba a tardar más de una década en ver el proyecto materializado en la gran pantalla. A fin de garantizar el éxito en taquilla la productora se aseguró de contar con un actor consagrado como Anthony Hopkins, y sobre todo, con la presencia del sex symbol masculino de Hollywood, que por aquel entonces era una estrella emergente, Brad Pitt. La película contó además con un generoso presupuesto cercano a los 30 millones de dolares y recibió 8 nominaciones a los Oscar, aunque finalmente solo se alzó con una estatuilla, la de mejor fotografía, que recayó sobre el técnico John Toll. Además, la película no terminó de conectar con el gran público, ni de funcionar en taquilla como se esperaba.

Y lo cierto es que, analizando el film, es comprensible que este no se convirtiera en un arrollador éxito comercial. Porque se aprecia a la legua que el intento de Zick por crear un deslumbrante relato épico que combinara elementos del Western clásico, cine bélico y una historia romántica de fondo, no terminó de funcionar adecuadamente en pantalla. En primer lugar, porque los personajes, además de resultar tópicos, no están nada bien desarrollados. Principalmente el de Tristan, que parece un simple vehículo de lucimiento para el físico de Brad Pitt, cuya actuación, por cierto, deja bastante que desear. Incluso el habitualmente brillante Anthony Hopkins aparece bastante sobreactuado interpretando al torturado coronel Ludlow, un personaje que solo logra sacar el lado histriónico del actor galés. A todo ello se le une una historia narrada sin pulso, cuyas dos horas y media de metraje se hacen largas y un guión que oscila entre lo almibarado y lo pretencioso, incluyendo una subtrama de pretendida sensibilidad hacia los indios americanos, que dicho sea de paso, no aporta nada al relato.

Al menos, eso sí, hay que reconocer que las escenas bélicas están filmadas con eficiencia si bien la secuencia que muestra la muerte de Samuel en combate se antoja poco realista y transmite al espectador una sensación de forzado dramatismo, más efectista que efectivo. Como curiosidad, también muestra la participación canadiense en la I GM, un tema poco tratado en el cine de Hollywood.

En definitiva, “Leyendas de Pasión” resulta un producto fallido que no cumple ni de lejos sus ambiciosos objetivos, ya que como relato épico resulta aburrido, y como historia romántica, no logra transmitir gran cosa al espectador, conformándose con coleccionar tópicos y clichés al uso de este tipo de Films con nula capacidad para emocionar. Una película simplemente pasable, en el mejor de los casos.

Calificación: 5/10

12 comentarios:

Piru dijo...

Fíjate que es una de esas películas de domingo por la tarde que, a la que me descuido, encuentro a mi madre pegada en el sofá viéndola. Estoy de acuerdo con tu crítica aunque creo que es mucho más magnética de lo que te pareció en un principio: a pesar de que nunca la he visto empezar siempre acabo a la mitad enganchado al televisor. En ese sentido me recuerda a esas grandes epopeyas a lo Jane Austen con grandes sagas familiares en un bucólico paisaje de Montana.

Un saludo Von Kleist!

Von Kleist dijo...

Buenas Piru

Supongo que es cuestión de enfoques, pero que quieres que te diga, ese Hopkins-Ludlow siempre atormentado, hablando a gritos, y medio mudo después de sufrir el ataque cerebral... a mi me pareció una de las peores interpretaciones de Mr. Anthony.

Y ese "Torso-Desnudo-Pitt" que se entrega a las drogas y al desmadre tras la muerte de su hermano en combate... ¿pues no parecía que estaba el tio en la guerra de Vietnam en vez de la I GM?. Eso por no hablar del triángulo amoroso de turno, los "indios buenos", y las dos horas y pico que uno no sabe si reir o llorar.

Lo dicho, a lo mejor Zick se creía por aquel entonces el nuevo John Ford, pero lo cierto es que estaba a años luz de serlo...

Saludos

Piru dijo...

Sí, es todo cierto lo que comentas, pero no deja de ser una historia folletinesca. No busco calidad en este tipo de historias, para eso me meto a ver la trilogía de Ford, como bien apuntabas jeje.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Buenas Piru

Tu lo has dicho, es una historia totalmente folletinesca. Pero dentro del folletín los hay buenos y originales, y otros que son malos y tópicos. Me temo que "Leyendas de Pasión" pertenece a esta segunda categoría. A mi me pareció una historia hecha de retales, que además logra algo dificil, que un buen actor como A. Hopkins parezca un mal interprete.

Saludos

Conde de Salisbury dijo...

Coincido plenamente con su crítica Herr Kleist. Se me hizo abrumadoramente insoportable. Lástima de dinero y de tiempo desperdiciado.

Von Kleist dijo...

Buenas Lord Conde

Afortunadamente, esta no me cstó el dinero de la entrada de cine, ya que la vi en DVD, y recientemente en la TV. Quizás el director pensó que un par de atardeceres en la pradera y el palmito de Mr. Pitt servirían por sí solos para entretener al personal durante dos horas y media, pero la verdad es que la película aburre a las ovejas en más de un momento. Y lo de Hopkins interpretando al coronel después de quedarse mudo, ya es grotescamente cómico...

Saludos

Conde de Salisbury dijo...

Afortunado usted Herr Kleist, yo me vi arrastrado a una sala de cine por una amiga a la que le iba el rollo romántico. Así que además de pagar, no pude apretar el botón de stop cuando vi el camino que tomaba aquello ...

Von Kleist dijo...

Buenas Lord Conde

La verdad es que, a priori, la combinación Pitt más Romance debió atraer a muchas féminas al cine, y de hecho, hay más de una escena que parece claramente dirigida a encandilar al público femenino. Menos mal que, como decia, ese no fue mi caso, porque gastar el dinero de cine en ver película de este estilo hace que a uno se le atraganten las palomitas...;)

Saludos

billy dijo...

No sé como has puesto ésto (sí, he dicho ¨esto¨) en éste blog. Si fuera un blog dedicado a ¨pelis para tías¨ lo comprendería ;). En cuanto a la cinta en sí suscribo lo que dices. La visión de Brad Pitt soltando su pelo lavado con champú timotei y el hopkins intentando imitar a un popeye con un infarto cerebral (última parte de la cinta) no me ayudaron a mejorar la experiencia. Al menos no se pasaban malgastando el tiempo pescando con mosca (era eso en ésta u otra película).

Von Kleist dijo...

Buenas Billy

La verdad es que me imagino durante el rodaje, al Sr. Pitt diciendole al director "Mister, ¿me quito la camiseta ya?..." jejeje. Es verdad que es una película que parece bastante orientada al deleite (visual, más que artístico) del público femenino. Pero bueno, tiene una parte bélica relativamente significativa y, nobleza obliga, me ha parecido que había que comentarla, aunque sea doloroso en más de un aspecto.

Un saludo Billy.

Anónimo dijo...

para mi es un peliculon en toda regla como hay pocos, la vi de pequeño por primera vez y ahora despues de muchos años me gusta mas todavia y es de las pocas que e buscado para ver, para entenderla de verdad debes ser de una manera, no una simple oveja movida por la sociedad que se cree libre yo con 20 años tengo corazon de lobo y ojos de aguila no soy un antisitema ni perro flauta pero voy por delante de la incultura y el atraso social

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

Esos calificativos que mencionas los afirmas tú, ya que en ningún caso se ha dicho nada de eso en este blog. Respecto a la película, eres muy libre de apreciarla, pero creo que el público en general la encontró un tostón. A mi me lo pareció, y de primera, desde luego. Pero es sólo mi opinión personal.

Saludos